ISLAM Y AL-ANDALUS

YIA.LM

  

 

PUBLICACIONES DE LA YAMA'A

TRADUCIDO POR: ABDEL KARIM FELICES

AHMAD HULUSI

  

CAPÍTULO 19

  PRACTICA PARA TU PROPIO BENEFICIO

 

        Si nuestras explicaciones fueran totalmente ciertas…

        ¿Cómo estás de preparado para tal realidad futura de tu vida? Por favor, responde a esta pregunta.

          Bien, estás satisfecho de tu respuesta?

          Si la encontraste insatisfactoria, está claro que no estás tan preparado para la vida después de la muerte como se requiere.

          Si es así, necesitas comenzar tu preparación.

          En términos religiosos, ten encuentras con la necesidad de asignar algo de tu tiempo a las tareas conocidas como oraciones o devociones (Ibadan).

          Ya hemos hablado sobre la completa relación de las tareas conocidas como “oraciones” con la naturaleza bioeléctrica y bioquímica del cerebro humano.  

        Después de que esa energía sea evaluada por el cerebro, es almacenada en la frecuencia del cuerpo en forma de ciencia y poder. Esto es por lo que no se requiere más labor en la siguiente vida cuando el cerebro ha dejado de funcionar y esta fuera de servicio. Esto es por lo que los asuntos de la shariat (regulaciones canónicas) no siguen reconociéndose en la vida después de la muerte. Porque, todos estos asuntos van referidos a este mundo físico y todos han sido organizados de acuerdo a la naturaleza bioquímica y bioeléctrica del cerebro.

          Se debe ser consciente que el Islam ha surgido  para lograr el objetivo  de que el hombre haga su mejor intento por comprender y conocer a ALLAH tanto como sea capaz, además de practicar salat que son las obras de preparación para la vida después de la muerte.

          El Profeta ha aconsejado a la humanidad vivir de acuerdo a las reglas que el Islam ha marcado y enfatizó que el hombre caerá en el sufrimiento en caso de desobedecer estas reglas.

          No se tendrá en cuenta el régimen político bajo el que el hombre ha vivido.

          Ningún creyente depende del régimen político de su Estado. Si tal fuera el caso nadie podría ser considerado musulmán ya que no hay régimen islámico en el mundo actual.

          El hadiz que dice “el califato después de mi, durará 30 años” debe ser muy bien tomado en consideración.

          Además debería tenerse en mente que la religión se aplica a personas ya que no existe el Estado en la vida después de la muerte, sólo los individuos.

          Todo el mundo necesita entender el Islam y practicarlo, y comunicarlo en la medida de sus posibilidades al entendimiento de la gente.

          Se debería saber con seguridad que todo el mundo obtendrá sólo el logro de sus actos.

          Aún más, debe darse por cierto que la labor conocida como “oración” es una práctica dirigida a aportar la sustancia necesaria para la vida futura después de la muerte en una estructura de frecuencias, el espíritu.

          Echemos un vistazo a este tipo de práctica:

  A)  Algunas de las prácticas son realizadas para prevenir a la persona de asumirse como un mero cuerpo físico.

B) Otras fueron destinadas al objetivo de proveer energía bioeléctrica al cerebro.

C) Algunas de las prácticas están basadas en los actos de convertir la energía bioeléctrica en energía de microondas para almacenarla en el cuerpo holográmico de frecuencias, el ESPÍRITU humano.

D) Algunas están basadas en el objetivo de conseguir la unidad con la conciencia cósmica que es representada en el sufismo en términos de “llegar a ALLAH”.

  Como se puede ver, todos estos actos, “oraciones”, que se han intentado resumir en cuatro artículos principales, están en consonancia absoluta con el CEREBRO HUMANO.

          Después de recibir la energía bioeléctrica requerida, el cerebro la convierte en frecuencia antes de almacenarla en el espíritu. Al mismo tiempo, esas ondas de energía son transmitidas alrededor del mundo por cada cerebro al limite de su poder, transmitiendo mensajes particulares.

          A la vez que un circuito específico dentro del cerebro se abre al nacer, sumado a la energía de frecuencias que el cerebro produjo, también almacena una energía antimagnética en el espíritu. Tales cuerpos de frecuencia que conservan esa energía antigravitacional serán capaces de liberarse de la fuerza gravitacional del planeta tierra y del Sol durante el periodo del Juicio Final. Desde ese momento se podrán alcanzar las numerosas estrellas de la galaxia.

          En el caso de que un cerebro falle en producir y almacenar tal energía antigravitacional en su cuerpo holográmico de frecuencias – su ESPÍRITU - entonces es incapaz de escapar  de la fuerza magnética gravitacional de la tierra. Permanecerá atado a la tierra dentro del Sol donde su vida continuará eternamente.

          “En el sistema de ALLAH no encontrarás alteración” (35:43)

          Este signo indica claramente que tal sistema es válido para todos los seres humanos.

          En este caso debemos tomar en consideración con total certeza que:

        Este es un sistema que ha sido establecido hace miles de millones de años.

          Bajo tales circunstancias se abren dos opciones ante el hombre:

          O bien se adapta a la operación del sistema y así aprecia su vida en este mundo realizando actos beneficiosos para propósitos futuros tomando ventaja del orden del sistema.

          O bien, consumirá su vida en este mundo gratificando su cuerpo e ignorando su futuro en la operación del sistema.

          Aquellos que no han sido capaces de definir el misterio de “tal sistema de preparación para la vida después de la muerte” “RELIGION” en términos familiares, han asociado este fenómeno a “órdenes sociales”.

          Esto ha llevado, por extensión, al punto de asociar el asunto con regímenes políticos.

          Si, quiero repetir que todas las tareas consideradas en la religión no tienen nada que ver con los regímenes del mundo si no con las necesidades de la vida del hombre después de la muerte.

          Estos son los puntos que el Profeta Mohammad (aleihisalam) explico claramente en su vida:

  a)   “ALLAH” no es un dios al que adorar, por tanto actuar para su adoración es imposible.

b)  Todas las tareas que la gente haya realizado son el cumplimiento de su servidumbre, pero no de la adoración. Son esenciales.

c)   Ninguna de las prácticas (Ibadat) de una persona es para agradar a un dios imaginado en el cielo, si no para obtener beneficios para su futura vida eterna.

d)  Cada hombre necesita morir antes de que la muerte llegue a él para entender que ALLAH es su propia esencia, su origen, su CREADOR, eliminando su ser imaginario del cual se PRESUME su existencia.

  De tal manera, se pasará al reino más allá de lo físico en un “estado velado” donde nunca se será consciente de estar velado a causa de las razones expuestas más arriba.

          Como en nuestros otros libros, también hemos intentado explicar en este libro estos cuatro puntos desde varios aspectos y dimensiones.

          Debemos entender claramente o creer con seriedad que el ALLAH de Mohammad y el Din del ISLAM que explicó y comunicó están mucho más allá del concepto de religión que se discute entre la gente y en círculos religiosos, los cuales se mencionan en nuestros días como leyendas mezcladas con supersticiones.

         Este entendimiento real de ALLAH será  mejor comprendido y apreciado por generaciones futuras.

        Sin embargo, un breve estudio de recursos relacionados y un sistema de análisis con el amplio pensamiento involucrado en tal estudio te permitirá encontrar la verdad en nuestros textos.

  anterior   | siguiente