AL - BURDA

EL POEMA DEL MANTO

 

 

 

41. wa wâquifûna ladáihi ‘índa háddihim

Están de pie ante él en sus límites,

Min núqtati l-‘ílmi au min sháklati l-híkami

en un punto de la ciencia o en un rasgo de la sabiduría.

 

42. fa-huwa l-ladzî támma ma’nahu wa sûratuhu

Él es el de espíritu y cuerpo perfectos,

Zúmma stafâhu habîban bâri-u n-násami

y lo eligió para intimar con él el Iniciador de la vida.

 

43. munáççahun ‘án sharîkin fi mahâsinihi

Carece de semejante en sus bellezas:

Fa-ÿáuharu l-húsni fihi gháiru múnqasimi

la gema de su hermosura no ha sido partida.

 

44. da’ mâ dda’athu n-nasârà fi nabíyihimu

Deja de lado lo que los cristianos han dicho de su profeta,

Wa hkum bimâ shí-ta mádhan fihi wa htakimi

y afirma lo que quieras elogiando (a Muhammad) y hazlo con sabiduría.

 

45. wa nsub ilà dzâtihi mâ shí-ta min shárafin

Atribuye a su esencia la nobleza que quieras,

Wa nsub ilà qádrihi mâ shí-ta min ‘ízami

y atribuye a su rango las inmensidades que desees,

 

46.fa-ínna fádla rasüli llâhi láisa lahu

pues la virtud de Rasûlullâh no tiene

háddun fa-yú’rabu ‘ánhu nâtiqun bi-fámi

límite  que pueda expresar nadie con la boca.

 

47. láu nâsabat qádrahu âyâtuhu ‘izaman  

Si sus signos fueran equivalentes a la inmensidad de su rango

Ahyâ smuhu hîna yud’à dârisa r-rímami

su nombre, al ser invocado, devolvería la vida al disuelto en el polvo.

 

48. lam yamtahínna bimâ ta’yà l-‘uqûlu bihi  

No nos ha probado con nada que violente a la razón

Hirsan ‘aláinâ fa-lam nártab wa lam náhimi

Protegiéndonos así, por lo que no hemos vacilado ni hemos enloquecido.

 

49. a’yâ l-warà fáhmu ma’nâhu fa-láisa yurà  

Es agotador para la creación comprender su espíritu, y no se ve

lil-qúrbi wa l-bú’di fihi gháiru múnfahimi

cerca o lejos de él más que a exhaustos,

 

50. kash-shámsi tázharu lil-‘áináini min bú’udin  

Él es a semejanza del sol que se muestra a los ojos en la lejanía

Saghîratan wa tukíllu t-tárfa min ámami

Como algo pequeño, pero que quema la mirada cuando lo encara.

 

51. wa káifa yúdriku fi d-duniâ haqîqatahu

¿Cómo habría de alcanzar en el mundo su esencia

qáumun niyâmun tasállau bil-húlumi

gente dormida entretenida en sueños?

 

52. fa-máblaghu l-‘ílmi fihi ánnahu básharun  

A lo más que se llega a saber de él es que es humano

wa ánnahu jáiru jálqi llâhi kúllihimi

Y que es el mejor de todas las criaturas de Allah,

 

53. wa kúllu âyin atà r-rúslu l-kirâmi bihâ  

y que todos los signos con los que han venido los nobles profetas  

fa-ínnamâ ttasalat min nûrihi bíhimi  

son adhesiones a ellos de su luz.

 

54. fa-ínnahu shámsu fádlin hum kawâkibuhâ  

Él es el sol de la virtud y ellos son sus planetas

zhirna anwârahâ lin-nâsi fi z-zúlami  

  que muestran sus luces a las gentes que están en tinieblas,  

 

55  hattà idzâ tála’at fi l-úfqi ‘ámma hudâ

hasta que se alza por el horizonte y su señal abarca

hâ l-‘âlamîna wa áhyat sâira l-úmami

a todos los mundos y reaviva a las naciones.

 

56. ákrim bi-jálqi nabíyin çânahu júluqun

¡Honra la creación de un Profeta al que adorna el comportamiento:

bil-húsni múshtamilin bil-bíshri múttasimi

en él está la belleza encerrada y el regocijo lo califica!

 

57. kaç-çáhri fi tárafin wa l-bádri fi shárafin

Él es como la flor en el extremo de su hermosura, como la luna llena en nobleza,

Wa l-báhri fi káramin wa d-dáhri fi hímami

como el mar en generosidad, como el tiempo en resolución.

 

58. ka-ánnahu wa huwa fárdun fi ÿalâlatihi

Es como si estuviera, aunque él sea singular en su majestad,

Fi ‘áskarin hîna talqâhu wa fi háshami

en medio de su ejército, cuando te encuentras con él, rodeado de su corte.

 

59. ka-ánnanâ l-lú-lu-u l-maknûnu fi sádafin  

Es como si sus palabras fueran perlas guardadas en la concha

Min ma’dinái mántiqin minhu wa múbtasimi

de su boca que salieran iluminadas con la sonrisa.

 

60.ta’yà l-‘uqûlu kalâlan ‘índa rí-yatihi

La inteligencia cae cegada cuando lo contempla:

Ka-ánnamâ názarat lish-shámsi min ámami

es como si mirara al sol de frente.

 

61. lâ tîba yá’dilu túrban dámma á’zumahu

Ningún perfume iguala al de la tierra que cubre sus huesos:

Tûbà li-múntashiqin minhu wa múltazimi

¡enhorabuena al que lo huele y a quien besa su tumba!

 

62. abâna máwlidahu ‘an tîbi ‘únsurihi

Su nacimiento exteriorizó el aroma de su manantial:

tìba múbtada-in minhu wa mújtatami

¡oh, el perfume de su principio y de su final!

 

63. yáumun tafárrasa fihi l-fúrsu ánnahumu  

Un día (el del Máwlid) en que los persas adivinaron en él

Qad úndziru bi-hulûli l-bú-si wa n-níqami

que eran advertidos acerca de la destrucción y la ruina de su Imperio,

 

64. wa bâta îwânu kisrà wa huwa múnsadi’un  

Esa noche, el formidable palacio de Cosroes tembló

Ka-shámli as-hâba kisrà gháira múlta-imi

Como sus ejércitos, que fueron desperdigados.

 

65. wa n-nâru jâmidatu l-anfàsi min ásafin

Se extinguieron de pena las llamas del fuego que adoraban,

‘aláihi wa n-náhru sâhi l-‘áini min sádami

y el Éufrates iba distraído a causa de sus pesares.

 

66. wa sâ-a sâwata an ghâdat buháiratuhâ

A Sawa la entristeció que el agua de su laguna se evaporara,

wa rúdda wâriduhâ bil-gháizi hîna zamâ

y tuviera que volverse irritado el sediento que acudía a ella.

 

67. ka-ánna bin-nâri mâ bil-mâi min bálalin  

Es como si en el fuego hubiera la humedad que hay en el agua

Húçnan wa bil-mâi mâ bin-nâri min dárami

A causa del lamento, y en el agua estuviera la combustión que hay en el fuego.

 

68. wa l-ÿínnu táftifu wa l-anwâru sâti’atun

Los genios gritan, las luces resplandecen:

Wa l-háqqu yázharu min má’nan wa min kálami

la verdad aparece en el significado y en el significante.

 

69. ‘amû wa sammû fa-i’lânu l-bashâri lam  

Estaban ciegos y sordos (los kuffâr), y el anuncio de los acontecimientos no

Túsma’ wa bâriqatu l-indzâri lam túshami

fue oído y el relámpago de la advertencia no fue visto,

 

70. min bá’di mâ ájbara l-aqwâma kâhinuhum

aun después de que informara a las gentes su sacerdote

bi-ánna dînahum l-mú’waÿÿa lám yáqumi

diciéndoles que su espiritualidad torcida ya no se enderezaría,

 

71. wa bá’da mâ ‘âyanû fi l-úfqi min shúhubin

y después de haber visto por el horizonte caer meteoritos

múnfaddatin wáfqa mâ fi l-árdi min sánami

brillantes en número igual a los ídolos que se adoran en la tierra,

 

72. hattà ghadâ ‘an tarîqi l-wáhyi múnhaçimun

hasta apartar del camino de la Revelación a todo derrotado

min ash-shayâtîni yaqfû izra múnhaçimi

de entre los Shayâtîn, que huían unos siguiendo a otros.

 

73. ka-ánnahum háraban abtâlu ábrahatin

en su huída eran como los campeones de Abraha (vencidos por los pájaros)

aw ‘áskarun bi-hasa min râhatáihi rumi

o el ejército (al que hizo huir el Profeta en Badr) lanzándole guijarros con las manos

 

74. nábdzan bihi ba’da tasbîhin bi-bátnihimâ

que arrojo después de oirlos glorificar a Allah cuando estaban en su palma,

nábdza l-musábbihi min ahshaâi múltaqimi

y fueron arrojados como el Glorificador (Jonás) de las entrañas de la ballena.

 

75. ÿâ-at li-dá’watihi l-ashÿâru sâÿidatan  

A su llamada acudían los árboles humildemente

tamshî iláihi ‘alà sâqin bilâ qádami

caminando sobre piernas sin pies,

 

76. ka-ánnamâ sáttarat sátran limâ kátabat

como si estuvieran trazando líneas para lo que escriben

furû’uhâ min badî’i l-játti fi l-láqami

sus ramas con esplendorosa caligrafía en derechura,

 

77. mízla l-ghamâmati annà sâra sâiratan

como la nube que, a donde él iba, lo acompañaba

taqîhi hárra watîsin lil-haÿîri hami

protegiéndolo del calor del horno, guardándolo al mediodía.

 

78. aqsámtu bil-qámari l-nusnháqqi ínna lahu

¡Juro por la luna hendida que él tiene

min qálbihi nísbatan mabrûrata l-qásami

el corazón tal como es dicho en este juramento!

 

79. wa mâ hawà l-ghâru min jáirin wa min káramin  

La cueva contuvo Abundancia y Generosidad

Wa kúllu tárfin min l-kuffâri ‘ánhu ‘amî

Que la mirada de los idólatras no pudo ver.

 

80. fas-sídqu fi l-ghâri wa s-siddîqu lam yárimâ

La sinceridad estaba en la cueva, y el Muy Sincero, y no la abandonaron,

Wa hum yaqûlûna mâ bil-ghâri min árimi

mientras (los kuffar) decían: “No hay nadie en la cueva”.