ISLAM Y AL-ANDALUS

YIA.LM

   PUBLICACIONES DE LA YAMA'A

 

ACERCA DEL ISLAM

 

CAPÍTULO 4 : 

YAMA'A

El sentido de la trascendencia, en el Islam, lo impregna todo. El Salat procura al individuo esa dimensión, alienta en él ese sentir que lo conecta directamente, en su conciencia, con Allah y con el universo. El Zakat, por su parte, supone la plasmación de ese sentir y esa conciencia en la relación con los demás hombres: el Zakat vincula a los seres humanos dentro del Islam.

El Profeta (s.a.s.) expresó claramente su condena a aquellos que necesitan rehuir a sus gentes para trascender. Condenaba toda forma de aislamiento como el celibato o el monacato. Si el musulmán necesita de momentos de soledad es para volver con mayor energía junto a los suyos. El musulmán, apartado de su Yama'a, de su Comunidad, siente su humanidad amputada. Y es porque el Islam ha potenciado en él esa necesidad de compartir su ser con los demás, le ha hecho comprender que la realidad es una y él está inmerso en ella. El musulmán sabe que no puede crecer como ser humano más que compartiendo proyectos, intercambiando experiencias, enseñando y aprendiendo.

Quede claro: del mismo modo que el Islam procura devolver al musulmán el sentido de lo universal uniéndolo a toda la Creación a través del Salat, así mismo lo integra en una comunidad, en una Yama'a, basada en la solidaridad activa que simboliza el Zakat. En el Corán, casi siempre, las ideas de Salat y Zakat están siempre asociadas, y una no tiene valor sin la otra.