ISLAM Y AL-ANDALUS

YIA.LM

   PUBLICACIONES DE LA YAMA'A

 

ACERCA DEL ISLAM

 

CAPÍTULO 3 : 

SUYUD

Tras el Suyud, el musalli se sienta (yulus). Vuelve del mundo de Allah al mundo del yo, a nuestro mundo. Pero ya su Nafs es distinto, ha sido apaciguado, se ha vuelto sabio. No vuelve a la postura erguida del yo, sino a la del que está sentado, posición intermedia entre el Qiyam y el Suyud. En el Corán está escrito que Allah dice: "Oh, Nafs que está en calma, entra en Mi Jardín"

El musulmán aspira a ese conocimiento, a esa sabiduría que hace de él un ser con una calma interior inquebrantable. El ego ya no lo agita, no lo hace insolidario, no lo aísla del universo. Pero tampoco es un místico, no abomina de lo creado por Allah. Por ello concluye el Salat dirigiendo un saludo de paz (salam) a ambos lados volviendo transformado a su mundo cotidiano.