ISLAM Y AL-ANDALUS

YIA.LM

   PUBLICACIONES DE LA YAMA'A

 

ACERCA DEL ISLAM

 

CAPÍTULO 3 : 

"QIBLA", LA ORIENTACIÓN

Tras el Wudu, el musulmán entra en la mezquita. En ella, un nicho (el mihrab) indica la dirección de la Kaaba, centro y eje del Islam. Se coloca frente a él y es entonces cuando puede establecer su Salat.

La Kaaba es la Qibla de los musulmanes: es la Casa Antigua (al-bayt al-'Atiq), el edificio erigido por Abraham (a.s.) como símbolo del corazón de todos aquéllos que declaran la Unidad y Unicidad de allah. Acerca de la importancia de la Kaaba hablaremos en el capítulo dedicado a la Peregrinación.

Antes del Islam, los árabes ya reverenciaban la Kaaba, herederos como eran de la tradición abrahámica. Sin embargo, no tardaron en degenerar en idolatría. Más bien convirtieron la Kaaba en símbolo de su identidad árabe. A la vez que la llenaron de ídolos, la honraban como vínculo intertribal. En la primera época de su misión profética, Muhammad (s.a.s.) y los musulmanes orientaron su Salat hacia Jerusalén (al-Quds). Con ello fueron depurando sus sentimientos hacia la Kaaba... Cuando dejaron de sentirla como símbolo de una nación concreta, cuando recuperaron plenamente su sentido unitario y universal, Allah los devolvió a ella. Los musulmanes se reconciliaban definitivamente de este modo con la tradición abrahámica y devolvían a la Kaaba su sentido primigenio, eliminando de ella todo vestigio de idolatría.

El Corán enseña que todos los pueblos tienen una orientación; tienen definida una meta hacia la que se dirigen. Allah está en todas esas direcciones: "Hacia donde vuelvas tu rostro, allí está la Faz de Allah". Este sentido absoluto de la trascendencia es el que integran en sí mismos los musulmanes al volverse hacia la Casa Antigua que erigió Abraham (a.s.) el Hanif, el unitario, el que fuera antes que los judíos, que los cristianos, que cualquier otro hecho religioso.

Volver la mirada hacia la Mezquita Haram de Meca es renunciar a cualquier intercesión posible entre el hombre y su Señor. La Noble Kaaba alude al corazón mismo del Universo, su eje alrededor del cual todo gira en el vértigo de la existencia.